Hay muchas cosas a tener en cuenta para la seguridad en casa para nuestro bebé, especialmente desde que empieza a andar y su instinto explorador le invita a investigar cada rincón de la casa.

Consejos de seguridad básicos para el bebé

Transformar la casa en un lugar seguro para los peques es algo que hay que pensar desde su nacimiento; poco a poco se podrán ir incorporando otras medidas u objetos que aumenten la seguridad del hogar. Lo principal es que el bebé esté siempre vigilado, pero aun así se pueden evitar muchos accidentes siguiendo estos consejos:

–No dejar nunca solo al bebé en cualquier sitio del que se pueda caer, desde el cambiador hasta una silla o el sofá.

-A la hora de dormir el bebé no debe tener juguetes a su alcance y debe quedarse boca arriba. La cuna debe quedar bien asegurada.

–Instalar rejas de seguridad para niños en las escaleras, tanto arriba como abajo; si hay espacio de más de 10 centímetros entre las barandillas se pueden cubrir con materiales como placas de plexiglás o vallas de plástico para jardines. También se deben poner cierres o mallas protectoras en balcones y ventanas.

–Sobre la electricidad, se deberían cubrir los cables y enchufes que no estén usándose con protectores o muebles. Los aparatos eléctricos como secadores, tostadoras, etc. deben quedar siempre desconectados y lejos del alcance del bebé.

–Para evitar caídas y golpes del bebé es importante instalar protectores en esquinas y orillas de los muebles, y fijar a la pared las lámparas altas e inestables y los muebles que se puedan volcar. La tele y otros aparatos pesados hay que colocarlos en muebles bajos y muy firmes, empujándolos lo más atrás posible.

-Las sustancias tóxicas son otro elemento importantísimo: hay que revisar la casa entera y asegurarse de que todas se encuentren bajo llave o en sitios que no alcance el bebé. Recuerda que tu bolso puede contener algo peligroso para que lo ingiera el bebé, como cosméticos o medicinas. 

-Sólo hay que tener juguetes seguros para el bebé: Los juguetes para menores de 3 años no deben ser menores de 3’5 centímetros de diámetro y 6 de largo; los globos desinflados y bolsas de plástico deben estar siempre guardados.

Otros consejos de seguridad son cuidar que no queden cordones sueltos, ya sea en su ropa como en cortinas y persianas de la casa, y colocar frenos o ganchos anti-golpes para sujetar las puertas y proteger los dedos del bebé.

Seguridad en el baño

Al bañar al bebé hay que tener una serie de precauciones. Para empezar, asegúrate de que el agua está tibia y no muy caliente; puedes comprobar que ronda los 37 grados con el codo o un termómetro. El agua sólo debe cubrirle las piernas, por lo que unos 6 centímetros de agua serían suficientes, y siempre es buena idea colocar alfombrillas antideslizantes tanto dentro como fuera de la bañera. Por último, debes recordar que el bebé no debe dejarse solo en la bañera nunca, ni siquiera unos segundos.

Otros elementos útiles que aumentan la seguridad (aunque nunca sustituyen a una estricta supervisión) son los protectores blandos para el caño de la bañera y los grifos, un cierre de seguridad para el inodoro y un soporte para que el pequeño se siente dentro de la bañera.

Cocina segura para el bebé

La cocina es una de las zonas de la casa donde es más probable que haya accidentes debido a la cantidad de electrodomésticos y elementos peligrosos que hay en ella: el fuego o cosas muy calientes, sustancias tóxicas, cuchillos…

Para prevenir quemaduras, mientras se lleva en brazos al bebé no se debe cocinar ni sostener comidas o bebidas calientes, y por supuesto hay que mantener comidas y bebidas calientes lejos de los bordes de las mesas.

Cuidado con los objetos peligrosos en la cocina: los cuchillos, objetos frágiles y ollas pesadas deben estar fuera del alcance del bebé o bajo llave; en general todos los objetos peligrosos deben tener puesto un seguro tanto en la cocina como en otros lugares de la casa.

Los mangos de ollas y sartenes en el fuego no deben sobresalir, y las puertas del horno y la nevera se pueden asegurar con cierres de seguridad para electrodomésticos; también hay cubiertas para las llaves de gas de la cocina. Por supuesto, la basura hay que mantenerla fuera del alcance del niño.

Desde Elespaciodelbebé te aconsejamos que, una vez que hayas acabado de disponer tu hogar de forma segura para el bebé, hagas tú mismo un recorrido a gatas por toda la casa: así se logrará una perspectiva inmejorable en caso de que se olvide algo.

Y en vuestra casa, ¿Que medidas habéis tomado para la seguridad del bebé?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X