Leche de formula sin aceite de palma

La mayor parte de los productos que ofrecemos a nuestros hijos contienen aceite de palma: las galletas, los bollos, la crema de chocolate para untar… Pero más que el potencial cancerígeno del aceite de palma de estos, debiera preocuparnos su contenido en azúcar, cuyo efecto en la salud no es potencialmente perjudicial.

¿Por qué no dar alimentos con aceite de palma?

Actualmente el aceite de palma es el más utilizado del mundo por encima del de soja o el de colza. Se produce gracias a los frutos de la palma africana, y se utiliza como materia prima para la industria alimenticia y cosmética. Es más barato que otros y potencia el sabor de los alimentos como los de la bollería, patatas fritas, aperitivos, leches infantiles e incluso los potitos de bebé.

El aceite de palma aporta unas 9 kcal por cada gramo como cualquier grasa. La diferencia viene de la composición de sus ácidos grasos, mayoritariamente saturados no considerados saludables.

El aceite de palma en los alimentos del bebé

Los bebés de menos de seis meses de vida, a los que se les haya alimentado solamente con leche de fórmula que contenga aceite de palma, pueden verse sobrexpuestos ya que muchas de estas leches buscan el perfil graso de la leche materna.

El aceite de palma es el que mas se parece a esta tanto por su sabor como por su textura.

En cuanto a los potitos, muchos expertos opinan que estos deberían llevar otro tipo de aceites más saludables como el aceite de oliva o girasol.

Cómo reconocer el aceite de palma y evitar su consumo

El paso más importante es saber reconocer el aceite de palma en las etiquetas. A veces es sencillo, pero muchas otras está escondido bajo nombres que pocos consumidores conocen. Éstos son los principales:

 Nombres del aceite de palma en etiquetas

  • Aceite de palma
  • Manteca de palma
  • Aceite de palmiste
  • Grasa vegetal (palma)
  • Grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste
  • Estearina de palma (Palm stearin)
  • Palmoleina u Oleina de palma (Palmolein)
  • Sodium Palmitate
  • Elaeis guineensis (nombre científico de la palma aceitera)

 Ingredientes “probablemente” procedentes del aceite de palma:

  • Aceite o grasa vegetal
  • Ácido esteárico
  • Ácido palmítico, o ácido hexadecanoico
  • Palmitato ascorbilo
  • Glicerina
  • Glicerol
  • Glyceryl Stearate SE
  • Emulgente E472e,
  • Sodium Laureth Sulfate
  • Sodium Lauryl Sulfate
  • Palmitoil (o Palmitoyl)
  • Aditivo E160 (Betacaroteno) y similares (Carotenoides, Beta apocarotenal y Éster Etílico
  • Ácido Beta Apocarotenoico)
  • Aditivo E570 – Ácidos Grasos
  • Vitamina A palmitato o Palmitato de retinol

Los nutricionistas aconsejan evitarlo, lo importante es que se especifique en el etiquetado la composición de cada producto por lo que resulta más sencillo identificar aquellos que contienen aceite de palma de los que no. Debe poner en la etiqueta la composición de los alimentos para que así los consumidores puedan averiguar si los productos que van a consumir llevan grasas poco saludables.

Se aconseja no abusar de los productos que contengan aceite de palma, es mucho mejor consumir alimentos que contengan aceite de oliva o de girasol, ya que son más saludables y beneficiosos para nuestra salud y la de nuestro bebé.

Un consejo que todos los padres deberían apuntar y seguir a la hora de comprar los alimentos para sus hijos. Mira siempre las etiquetas y descubre los productos que lo tienen. Intenta que tus hijos consuman menos productos elaborados con aceite de palma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X