Cortar las uñas al bebé es algo que hay que hacer regularmente para evitar que el pequeño pueda herirse con sus manitas.

Es natural que los padres tengan cierto temor al momento de cortar las uñas al bebé, especialmente las primeras veces. Esto se debe a que se desconozca cuánto se debe esperar para hacer esta manicura y al miedo a hacerle daño por sus movimientos. Además, al nacer los bebés tienen unas uñas muy blanditas lo que puede dificultar aún más el proceso.

Cuando cortarle las uñas al bebé

Algunos bebés tienen las uñas largas de nacimiento, especialmente si la fecha del parto se ha retrasado un poco, aunque en este caso en el hospital pueden hacerse cargo de ello.

En general se recomienda no cortarle las uñas al bebé hasta que haya pasado el primer mes, y los siguientes cortes se realizarán según el criterio de los padres. Hay que pensar que el niño puede hacerse heridas con algún movimiento, por ejemplo al tocarse la cara, por lo que no conviene esperar a que sus uñitas crezcan demasiado.

Elegir el momento adecuado

Es bueno que el bebé se acostumbre a que le corten las uñas, pero las primeras veces el momento ideal para realizar el corte de uñas es mientras el pequeño está profundamente dormido; de este modo evitaremos los bruscos movimientos que podrían causar un accidente, o posibles berrinches.

Según pase el tiempo se puede probar a realizar el corte de uñas en momentos en los que, aunque no esté dormido, el pequeño se encuentre muy relajado, por ejemplo después de un baño Poco a poco el bebé se acostumbrará a este ritual y se dejará hacer mucho mejor.

Cómo cortar las uñas al bebé

Lo primero a tener en cuenta a la hora de cortar las uñas al bebé es que hay que disponer de un instrumento adecuado. Actualmente se venden tijeritas y corta uñas especialmente diseñadas para bebés, que sin duda son lo más adecuado para manipular las manitas del pequeño.

Como hemos comentado, las uñitas de los bebés son blandas y además están muy pegadas al dedo, por lo que se requiere tanto delicadeza por parte del padre encargado del proceso como buen pulso. Para evitar disgustos, es conveniente disponer de un rato tranquilo y no realizar el corte de uñas con prisas.

Una vez cortadas, debemos revisar las uñas por si acaso hubiera quedado algún pico con el que el bebé pueda hacerse daño. Cuidar y mantener la higiene de las manos del bebé es igualmente importante, ya que en caso de que se arañe se reduciría el riesgo de infección.

¿Cómo le cortáis vosotros las uñas a vuestro bebé?

One Thought on Las uñas de nuestro bebé, ¿Cómo cortar algo tan chiquitito?

  1. Buen post,esta bien saber estas cosas aunque una aun no sea madre 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X