Hidratar a nuestro bebé es algo realmente importante, pero si hablamos de la época de verano todavía lo es más.

Cuándo empieza a tomar agua el bebé

El agua es un elemento básico que el ser humano necesita para vivir, incluyendo los bebés. Sin embargo, estos todavía tardan en tomar agua por sí sola unos meses ya que hasta entonces la ingieren en forma de leche materna o, en su defecto, de leche artificial.

Sólo cuando el bebé empieza a ingerir alimentos sólidos, normalmente sobre los 6 meses, es recomendable que empiece a tomar agua. Esto es porque la capacidad de su estómago es muy inferior al de un adulto y el agua sin nutrientes sustituiría a una comida que de verdad le alimente, lo que podría acarrear algún problema de desnutrición si el bebé es aún demasiado pequeño.

El agua es aún más importante para los bebés que para los adultos, ya que mientras una persona adulta está formada por más o menos un 50% de agua, en los bebés de hasta 2 años esa proporción llega al 70%. Por ello es muy importante que estén muy bien hidratados en todo momento sin que lleguen a tener sed, ya sea con leche o, si ya toman comidas como cereales o papilla, con agua.

Cómo mantener la hidratación del bebé

Si el bebé ya está tomando otras comidas aparte de la leche, ya es recomendable que beba agua sola y que se acostumbre a tomarla como algo habitual. Hay algunas cosas que tendrás que tener en cuenta para cuidar de la hidratación del pequeño:

– Ofrece agua al bebé sin esperar a que éste la pida: Es posible que aún no identifique la sed o no sepa lo que es tenerla.

– Lleva agua a todas partes: Vayas a donde vayas con tu bebé, lleva agua contigo. Si eliges una botellita de plástico, no olvides renovarla de vez en cuando para asegurarte de que el agua está totalmente limpia.

– No abrigues demasiado al bebé: Desde los 6 meses ya empieza a funcionar su sistema termorregulador como es debido, por lo que siente un calor o un frío similar al de una persona adulta. Si se le abriga demasiado el bebé sudará, con lo que perderá una parte importante de agua sin que sea necesario.

En verano la hidratación del bebé es importantísima, por lo que estos consejos son fundamentales para estos meses más calurosos. ¡A beber agua!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X