Muchas estamos o hemos pasado por esta situación, que puede ser muy agobiante por la mezcla de pena, cansancio, sentimiento de culpa y presiones externas.

Os damos algunos consejos que a muchas mamás les han funcionado, así que si tienes intención de empezar con esta etapa esperamos que te puedan ayudar.

 

El sueño es un tema que suele preocupar a muchos padres y si además tu bebé se duerme al pecho la cosa ya se complica más todavía. Lo cierto, es que el sueño es un proceso evolutivo en el que algunos maduran antes y otros después, pero al final, todos los niños acaban durmiendo toda la noche.

 

– Intentar el plan padre, en el que el papá duerme junto al bebé (no la mamá) para que no huela tanto el pecho y con un poco de suerte se despierte menos. Si el bebé se despierta el papá intenta dormirle y si ve que no lo consigue se la da a su madre para que le de el pecho, que no se trata de hacerlo llorar. Esto es algo progresivo y suele funcionar bien cuando el papá se implica y el bebé está preparado.

 

– Darle el pecho normalmente y cuando está “casi” dormido intentar sacarlo de su boca para que termine de dormirse sin el pezón en la boca. Seguramente las primeras veces se quejará pero poco a poco se puede conseguir que el bebé se vuelva a dormir sin mamar.

Un par de trucos útiles: cuando baje el ritmo de succión, metes un meñique por la comisura de su boca y sacas el pezón. A veces empieza a buscar otra vez inmediatamente. Entonces, le puedes cerrar suavemente la boca apretando la barbilla con una mano. Al principio, probablemente siga buscando y se enfade. Le das un poquito más, lo vuelves a hacer, y a la segunda o tercera suele funcionar y deja de buscar).

 

– Negociar con el una sustitución del pecho. Cambiar el pecho por algo que le guste mucho y la relaje: un masaje, una nana, acariciar el pelo, coger la manita…

Con estos trucos posiblemente conseguirás que el bebé mame muchísimo menos durante la noche o que deje el pecho nocturno, pero siento decirte que eso no significa que vaya a dejar de despertarse…puede ocurrir pero no siempre pasa así.

El 60% de los bebés hasta los dos años se siguen despertando varias veces durante la noche, así que hay que armarse de paciencia y esperar a que llegue el día que duerma del tirón toda la noche.

Lo duro es estar convencida y empezar.

Y tú, ¿Cómo has conseguido hacer el destete? Déjanos tu comentario y así poder ayudar a otras mamás que pasan por esta situación algo complicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X